Relaciones de parejas: cuando termina el enamoramiento… (II)

Ayer comencé a hablar sobre las fases del amor en una relación de pareja y de lo importante que es trabajar la reciprocidad y la comunicación. Puedes volver a leerlo aquí. Así que hoy toca remangarse para ponernos a trabajar en nuestras relaciones.
Es importante recordar que lo que generalmente mantiene el problema es intentar cambiar al otro. La solución pasa por el esfuerzo en común, no por las habilidades individuales, ya que nos encontramos ante dos personas con necesidades diferentes, estilos diferentes de resolver problemas. Si sólo usamos nuestros propios criterios, ignorando los de nuestro compañero, causaremos insatisfacción.
Para recibir, primero hay que dar.
Reciprocidad
 

Supone una correspondencia mutua y aparece como resultado de la sensibilidad a las peticiones del cónyuge y del mutuo refuerzo de las conductas gratificantes. La reciprocidad se va retroalimentando como si se tratará de un círculo vicioso, en este caso positivo.

Lo mismo pasaría con las conductas coercitivas o degradantes. En este caso estaríamos hablando de un círculo vicioso negativo.
¡Recuerda! Las gratificaciones pueden ser expresiones verbales, conductas afectivas o acciones.
Para practicar en casa: 1. Escribir en tarjetas (de diferente color para cada persona) demandas específicas de gratificaciones que nos gustaría recibir. Meterlas en una cajita. 2. Cuando a uno de los dos le apetezca gratificar al otro, acudirá a la caja y buscará una demanda que crea que puede satisfacer. 3. Rellenar contínuamente la cajita con nuevas demandas.
Comunicación
 
Es común quejarse de la falta de comunicación. Nos hace sentir muy frustrados la sensación de que nuestra pareja no nos comprende o no nos escucha.
 
Es fundamental:
– Darse cuenta y reconocer los mensajes de la pareja: qué siente, qué pretende.
– Desarrollar una respuesta adecuada, teniendo en cuenta las posibles consecuencias.
– Tener en cuenta el lugar, el momento y la expresión verbal más adecuada
– Dar gratificaciones verbales, no darlas por supuestas.
Agradecer las gratificaciones recibidas, la ausencia bloqueará el círculo.
– Saber pedir cuando tenemos necesidades.
Expresar los sentimientos negativos, normalizarlos. Puede generar cambios positivos.
Empatizar, reconoce lo que puede estar sintiendo el otro.
Otras estrategias
 
– Planificar y redistribuir el tiempo libre individual y en pareja.
Resolver problemas entre los dos: generar soluciones posibles, decidir entre los dos, evaluar los resultados.
Negociar acuerdos sobre conductas deseadas, hacer algo por el otro. Ambos deberán salir ganando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s